Suscríbete
 
 

Categoria: 

Este 27 de mayo se da, en primera vuelta, una  de las contiendas electorales más importantes  que se hayan presentado en Colombia.

Se han lanzado  al ruedo más  de medio centenar  de  aspirantes, pero  ahora  quedan los contados, los que  seguramente pueden llegar, conforme el desarrollo del  acontecer, el dinero  que se invierta y los flamantes  asesores  que  son la “tapa” en estas actividades partidistas.

Todos prometen cambiar  la situación, los hechos nugatorios, todo lo que  atente  contra la  sociedad, pero especialmente se ha hecho hincapié en la corruptela,   ese cáncer  que nos  atropella,  que  lo carcome  todo, que huele a mal y  que beneficia a  quienes precisamente  están, salvo  excepciones,  en el vivir  de la politiquería, porque la política  es  para  servir,  no para  robar  como se viene haciendo en Colombia.

Que entre el Diablo       y  escoja:  Germán Vargas, Iván Duque, Humberto de la Calle, Sergio Fajardo, Viviane Morales, Gustavo Petro.

Se acomodan y  señalan  derroteros, incluso algunos difíciles  de cumplir, pero  como dicen  que la política  es  dinámica,  todo sirve y prodigan ilusiones.

Como algunos creen  en el  engaño  y no miran antecedentes, ni a quienes   están detrás  del candidato, el elector también  se convierte  en títere y entrega  su voto, casi  que  con ingenuidad.

De ahí  la importancia  del voto que se consignará  el 27 de mayo. No lo cambie, no lo venda, no  se  entregue. Actúe conscientemente. Es un deber ciudadano.

Ah y si sufre de esa mal,  deje  el fanatismo….

Por Alcides Antonio Jáuregui Bautista