Suscríbete
 
 

Categoria: 

El médico veterinario Manuel Uribe Soto, estudiante de la Maestría en Salud Animal de la Universidad Nacional de Colombia, recorrió las sabanas inundables de Casanare y el bosque húmedo tropical de Putumayo, con el fin de capturar el mayor número y variedad de murciélagos. Quería coomprobar si estos animales eran portadores de virus de influenza que también afecta a los humanos.

Como lo informó la Agencia de Noticias de la U. Nacional, Uribe Soto capturó ejemplares de 78 especies y, en pruebas de laboratorio, descubrió la presencia de influenzavirus de tipo A en 12 especies. “Sobre seis de estos no se tenía reporte en el mundo”, explicó el investigador. El trabajo de campo para la captura de murciélagos fue acompañado de varios biólogos de la Fundación Natural Reserva La Palmita, ubicada en Casanare.

La presencia de este virus se reportó por primera vez en 2012 y 2013 en murciélagos de Guatemala, Perú y Bolivia. De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, hay cuatro tipos de virus de la influenza: A, B, C y D. Los virus A y B de la influenza en seres humanos causan epidemias estacionales de la enfermedad casi todos los inviernos en los Estados Unidos. La aparición de un virus nuevo y muy diferente de la influenza A con la capacidad de ocasionar infecciones en las personas puede desencadenar una pandemia de influenza. Las infecciones de influenza tipo C causan generalmente una enfermedad respiratoria leve y no se cree que puedan desencadenar epidemias. Los virus de influenza D afectan principalmente al ganado y no se cree que puedan causar infecciones o enfermedades en los seres humanos. 

“Las capturas se realizaron entre las cinco de la tarde y antes del amanecer, ya que es cuando estos animales tienen mayor actividad. Empleando unas mallas de niebla se capturaron 78 individuos de diferentes especies y luego se realizó el análisis del virus, la necropsia, la disección, toma de muestras; finalmente, fueron incluidos en la Colección de Mastozoología del Instituto de Ciencias Naturales de la U.N.”, detalla del investigador.

 “Los murciélagos portan muchísimos virus diferentes pero no manifiestan un cuadro clínico, entonces son muy buenos hospederos, pero no se ven afectados”, indica el investigador.

Agrega que en el país se desconoce completamente la epidemiología y tampoco hay interés de los grupos de investigación, y por su parte los entes gubernamentales no hacen controles serios en el país.

“Con esta investigación logramos estandarizar los protocolos de muestreo para identificar agentes virales, preservar las muestras y hacer esos mismos análisis del virus en otras especies de fauna silvestre”, concluye el investigador.

Fuente: Agencia de Noticias UN-