Suscríbete
 
 

Categoria: 

Un ciudadano británico dijo que se sintió “decepcionado”, al descubrir que    durante 30 años visitó a su hija en la tumba equivocada.

George Salt contó que su hija Victoria murió en julio de 1988, solo dos días después de nacer. La familia enterró a la niña en el cementerio de Manchester. El padre dijo que visita la tumba dos veces al año, pero un día se sorprendió al encontrar que la tumba que creía era de Victoria, estaba vacía.

“Miré hacia abajo y estaba completamente aturdido. Pensé: ‘¿Dónde se fue la lápida?’ “, dijo Salt.

Stone buscó por el cementerio y descubrió la lápida en una tumba pública que contenía los restos de Victoria y otras 16 personas, en un lugar diferente. Cuando la lápida fue erigida en la década de 1980, aparentemente se trasladó a un lugar vacante, pero los empleados descubrieron este año que estaba en el área incorrecta, y la movieron hacia atrás.

“Simplemente no me avisaron. Me siento tan decepcionado”, dijo Salt. “Figúrese lo que me ha pasado. Tantos años visitando la  tumba  de mi hija, me sentaba a un lado, hablaba  con  ella, le  contaba mis penas y alegrías y rezaba una oración,  pero  al  final, descubrí  que hablaba,  que  lo hacía  con un pedazo de tierra, porque ella no  estaba ahí”.

Las autoridades  se  disculparon  con Salt por la “angustia sufrida”. Lo lamentamos,  le dijeron.  

Twitter:@notillano Web:notillano.com (A) N.L.