Suscríbete
 
 

Categoria: 

El ambiente en la reunión estaba siendo alegre y distendido hasta que los presentes vieron cómo Krezic se subía a la balaustrada del balcón. Tras un momento de estupor generalizado, el jefe saltó al vacío entre los gritos y la conmoción de sus empleados.

El director y fundador de una empresa informática de Bosnia y Herzegovina decidió gastarle una extravagante broma a sus trabajadores haciéndoles creer que se suicidaba en mitad de una reunión.

Igor Krezic estaba dando un discurso ante sus empleados en la oficina de su compañía NSoft, ubicada en Mostar, en el sur del país, cuando dejó sorpresivamente el micrófono y salió al balcón.

El ambiente en la reunión estaba siendo alegre y distendido hasta que los presentes vieron cómo Krezic se subía a la balaustrada del balcón. Tras un momento de estupor generalizado, el jefe saltó al vacío entre los gritos y la conmoción de sus empleados.

Varias personas se lanzaron corriendo hacia el balcón, mientras que otros se apresuraron a bajar a la calle con la intención de prestarle auxilio.

Pero en lugar de un hombre malherido, los atónitos trabajadores encontraron a un Krezic muriéndose de risa. El jocoso jefe estaba en perfectas condiciones sobre una colchoneta inflable que había mandado colocar bajo el balcón mientras sus empleados estaban trabajando.

Fuente: RT

Publicidad