Suscríbete
 
 

Categoria: 

Los últimos 4 km fueron frenéticos para darles cacería a los 4 corredores escapados; en los últimos 50 metros, el colombiano les ganó casi por escasos centímetros a André Greipel y al eslovaco Peter Sagan, quien mantiene la camiseta verde de la regularidad.

Parecía que Fernando Gaviria había atacado muy temprano, pero el impulso le alcanzó para ganar el duelo de titanes para cerrar con broche de oro la cuarta jornada de la edición 105 del Tour de Francia de 195 kilómetros entre La Baule y Sarzeau.

El británico Cavendish, especialista en este tipo de llegadas, no pudo competir con los mejores 3 velocistas, pese a que él y su equipo hicieron su mejor esfuerzo.

El belga Van Avermaet sigue de amarillo, mientras que Nairo, Egan Bernal y ‘Rigo’ entraron en el lote principal, lo que significa que salvaron otra etapa que nos les favorece, por ser plana, por tener vientos de costado y por acelerarse de una forma muy fuerte en los últimos kilómetros, lo que por lo general crea cortes en el pelotón. Gaviria, en entrevista con Caracol TV, expresó su alegría por ganar 2 etapas entre las 4 que se han corrido hasta el momento: “Fue un lindo esprint. Creo que el día de ayer no teníamos las piernas que queríamos para conservar la amarilla o para recuperarla”.

Y continuó: “Hoy nos sentimos bien desde el inicio y confiamos en que trabajando todos en equipo podíamos conseguir la victoria y quiero agradecer a mi equipo por confiar en mí y trabajar de esta manera”.

A Gaviria no se le vio celebrar apenas llegó, aunque él sentía que había ganado el cerrado duelo: “Tenía mis dudas, porque entramos muy parejos, pero en mi conciencia tenía que había ganado… pero no celebré hasta no saberlo porque no quería ser de los que celebran para quedar segundos”.

El corredor de La Ceja, Antioquia, puntualizó: “Creo que es una bonita victoria”, al tiempo que volvió a agradecer a su equipo y a las personas que lo han estado apoyando.

El belga Greg Van Avermaet (BMC) conservó el maillot amarillo de líder de la general que se había enfundado la víspera tras la contrarreloj por equipos.

Gaviria, ya ganador de la primera etapa en Fontenay-le-Comte, se impuso al vigente campeón del mundo, el eslovaco Peter Sagan, y al alemán André Greipel.

Y eso que el pelotón jugó con fuego en la escapada del día, a la que dio alcance en el último kilómetro.

Por una extraña coincidencia antes de la semifinal Francia-Bélgica del Mundial de fútbol, esta escapada reunió desde el principio a cuatro representantes de los dos países.

Los dos ‘Bleus’ Jérôme Cousin y Anthony Pérez, y los dos ‘Diablos Rojos’, Dimitri Claeys y Guillaume Van Keirsbulck, llegaron a contar con más de 7 minutos de renta. Pero los equipos de los velocistas (Gaviria, Greipel, Démare, Groenewegen) comenzaron a trabajar, a lo que se unió el viento en contra en los últimos kilómetros.

Gaviria, de 23 años, firmó su 9ª victoria esta temporada, 34ª de su carrera.