Suscríbete
 
 
Publicidad

Categoria: 

Dicen que las máquinas caza muñecos son manipuladas para evitar que los usuarios realmente capturen un premio, pero un chino parece haber aprendido su secreto. En sólo un año, Chen Z-Tone ha acumulado una colección de más de 15.000 juguetes de peluche de máquinas garra.

Chen Z-Tone alcanzó los titulares en China hace aproximadamente un año, por su capacidad para controlar las máquinas caza muñecos en su ciudad natal de Xiamen. Ya había recogido más de 3.000 juguetes, que es mucho más que lo que la mayoría de la gente recoge en la vida. Pero nuestro chico ha estado muy ocupado el año pasado, y ahora su colección de peluches alcanza la friolera de 15.000.

La reputación de Chen como maestro de la máquina garra ahora ha trascendido las fronteras chinas, y fue presentado recientemente en un corto documental de Great Big Story. En él habla de cómo elige las máquinas garra en las que juega, su relación con los operadores de máquinas, y qué hace con todos los juguetes que gana.

Chen Z-Tone jugó por primera vez a la máquina garra hace un par de años, como una forma de matar el tiempo en el centro comercial local. Le gustó, y cada vez que visitaba el centro comercial de Xiamen, iba a jugar unas cuantas rondas. A los pocos meses era tan bueno, que vació una de las máquinas de peluches, y la gente comenzó a reunirse alrededor cada vez que lo veían jugar.

Chen dice que se ha convertido en la pesadilla de los operadores de máquinas caza muñecos en la alameda de Xiamen, pero que legalmente no pueden impedirle el uso de sus máquinas, y que a menudo lo invitan a cenar, y amablemente le piden que deje de usar sus dispositivos.

Z-Tone se dio cuenta rápidamente que tenía un don, y luego de comparar sus logros con los de otros entusiastas de la máquina garra alrededor de China, está convencido de que él es el rey, al menos en el país asiático. “Una vez vi a un estudiante universitario subir online una imagen de su colección, diciendo ‘los propietarios de máquinas garra ya están llorando!’ Lo vi y reí, no era ni siquiera una décima parte de mi colección, muchas gracias.”

ncluso cuando tenía apenas 3.000 juguetes recogidos, Chen Z-Tone se quejaba de la falta de espacio de almacenamiento en su casa, pero ahora, con más de 15.000 premios en su haber, las cosas realmente se están complicando. Por suerte, ha encontrado una manera de limpiar un poco de espacio y llevar alegría a los niños que más lo necesitan, al mismo tiempo.

“Haber ganado tantos juguetes se ha convertido en un problema para mí, ya que han llenado mi apartamento y se convirtieron en una verdadera carga,” dice el maestro de la máquina garra. “Me di cuenta de que debería donar a estos preciosos juguetes a las personas que los necesitan, por lo que el año pasado regalé cerca de 1.000 peluches a escuelas para sordos y los ciegos.”

Publicidad