Suscríbete
 
 
Publicidad

Categoria: 

Lleva doce años con su esposo, pero en paralelo suma siete con su novio.

En medio de la charla que sostuvo con La W sobre las razones detrás del cierre de su cuenta de Instagram, Esperanza también explicó cómo hace para que su matrimonio funcione, con la particularidad de que ambos tienen permiso de tener algo con otras personas.

“No tenemos un número de cuántos quieres tú, cuántos quiero yo. No. Tener tantos eso es un problema, entonces yo prefiero tener, máximo, dos. Así los puedo manejar a los dos y no hay tanto problema, porque por más que uno intente tener una relación donde no hayan celos, donde no hayan conflictos… si uno se vuelve loco con uno, imagínese con tres o con cinco, la vida un enredo. Entonces con dos es más que suficiente”, comenzó detallando la actriz.

Aunque ella prefiere no enredarse con muchos, “en el caso de mi marido, si él quiere tres, si él quiere una, si él quiere cinco, eso es problema de él, las que él quiera, las que él se siente capaz de manejar.”

Y sobre las reglas para que las cosas funcionen y no termine arruinando su hogar, Esperanza aclaró:

“Las reglas que nosotros manejamos son que me tiene que contar siempre antes o después, que nos tenemos que cuidar -en el caso mío con mi pareja nos hacemos los exámenes cada mes, como si estuviéramos trabajando en la industria pornográfica, porque uno nunca sabe la otra persona dónde va y lo pone, o lo mete, entonces hay que tener cuidado con eso. Sobre todo, ser claros con la parte sentimental, ¿hasta dónde me voy a permitir yo involucrarme sentimentalmente con esas otras personas?”.

Al mismo tiempo, señaló que es muy importante que no solo ellos sepan a qué juegan, sino el que va hacer parte de ese triángulo, cuadrado o pentágono amoroso, pues “la otra persona que está participando tiene que tener claro que mi marido es esa persona y que yo soy la mujer de mi marido. Que no se vaya equivocando, porque él sabe que siempre va a estar en segundo lugar.”

Sobre la infidelidad, dijo que para ella no tiene nada que ver con “tener un contacto físico con alguien”, y aseguró que la clave es que “mi sentimiento de amor, de cuidado, de protección, está con mi marido. Con mi novio es un sentimiento de amistad, donde me genera placer, me hace sentir rico, donde compartimos otras cosas que no son precisamente ese amor.”

Aunque con este acuerdo con su esposo, sumado a ser una estrella porno, muchos pensarían que Esperanza va comenzando relaciones con cuanto hombre le atrae, la realidad es que ella es “una mujer que le gustan las relaciones monótonas. A pesar del trabajo que tengo, soy muy, muy estable con mis relaciones sentimentales.”

Fuente: Pulzo

Publicidad