Suscríbete
 
 

Categoria: 

Villavicencio.  Solo a lomo de mula y una travesía de tres horas, fue posible llevar los insumos a los campesinos cultivadores de lulo, en Quebrada la Honda.

El transporte por el agreste camino fue difícil pero se permitió a los productores contar con el apoyo para que las familias que viven en la vereda Quebrada Honda, la más alejada de la ciudad, saquen hasta Villavicencio el fruto de su trabajo que como buenos campesinos inician cada día hacia las cuatro de la mañana.

Se dijo que un jeep que los espera a tres horas de camino, abajo de sus fincas, y que sin falta alguna sale para Villavicencio a las 6 de la mañana, se convierte en el único vehículo que les permitirá llegar al centro de la ciudad con el producto de su siembra, para ser vendido en los centros de acopio.

Twitter: @notillano  Web: notillano.com - Villar