Suscríbete
 
 
Publicidad

Categoria: 

Unas 20,9 millones de personas con VIH en todo el mundo recibían en junio tratamiento antirretroviral, lo que supone cuatro veces más que en el año 2000, indicó el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (UNAIDS).

En un nuevo informe presentado hoy en Ciudad del Cabo, de cara al Día Mundial de la Lucha contra el Sida el 1 de diciembre, esta agencia de la ONU señaló en un comunicado que en la misma fecha había 36,7 millones de personas viviendo en el mundo con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Además, 1,8 millones de personas habían contraído el virus, lo que supone un descenso del 29 % con respecto a los 2 millones de nuevos infectados que había a finales de los años 1990.

En el África subsahariana las nuevas infecciones han caído un 48 % desde el año 2000.

Por otra parte, 1 millón de personas murió por enfermedades relacionadas con esta enfermedad.

"Muchos no recuerdan que en el año 2000 solo había 90 personas en Sudáfrica con tratamiento", dijo el director ejecutivo de UNAIDS, Michel Sidibé, en una conferencia en Khayelitsha.

"Hoy Sudáfrica tiene el mayor programa de tratamiento en el mundo y más de 4 millones de personas reciben terapia. Es este tipo de acelerón que tenemos que alentar, mantener y replicar" en otros lugares del mundo, añadió.

Investigaciones científicas han demostrado que hay un 97 % de probabilidades de que una personas que se somete a un régimen eficaz de terapia antirretroviral no transmita el VIH.

De hecho, a medida que el acceso a tratamientos se ha intensificado y ampliado para mujeres embarazadas, se han reducido "rápidamente" el número de nuevas infecciones entre niños.

Según los datos de UNAIDS, entre 2010 y 2016 las nuevas infecciones con el VIH entre niños disminuyeron en un 56 % en África oriental y sur, la región más afectada por este virus, y bajaron un 47 % a nivel mundial.

Los retos ahora son asegurar que los 17,1 millones de personas que necesitan tratamiento, entre ellas 919.000 niños, puedan acceder a los medicamentos y volver a poner en lo alto de la agenda de salud pública la prevención del VIH, sobre todo en los países en los que las infecciones están aumentando, dijo UNAIDS.

Se trata de naciones que no han expandido sus servicios de salud y atención contra el VIH a las áreas y las poblaciones donde son más eficaces, indica la agencia de la ONU.

En Europa del este y Asia central, por ejemplo, las nuevas infecciones han aumentado un 60 % desde 2010 y las muertes relacionadas con el Sida un 27 %.

El informe de esta agencia de la ONU subraya que las personas más marginadas en la sociedad y más afectadas por el VIH todavía afrontan importantes retos a la hora de acceder a los servicios sanitarios y sociales que tanto necesitan.

No obstante, también hay ejemplos innovadores de cómo responden a este reto las comunidades marginadas, como en la India, donde un colectivo de trabajadoras sexuales ha formado a un grupo de compañeras como asistentes de enfermería y ofrece servicios de salud libres de estigmatizaciones a prostitutas y la comunidad más amplia.

En Uganda, grupos de abuelas venden cestas tradicionales para poder pagar la escuela a sus nietos, que han perdido a sus padres por culpa del Sida.

EFE
Por Informe21 / FL

Publicidad