Suscríbete
 
 
Publicidad

Categoria: 

Las células se comunican entre sí mediante diferentes mecanismos. Una forma de transportar información, y no especialmente conocida, es la que se da a través de las vesículas extracelulares (VE). Las VE se pueden considerar como pequeños "trozos" de una célula que pueden desprenderse y circular por todo el cuerpo para entregar mensajes a otras células. Estos mensajeros se han vuelto cada vez más reconocidos como mediadores cruciales de la comunicación de célula a célula.

Desde su descubrimiento, hace más de 30 años, se conoce que estas vesículas tienen múltiples aplicaciones médicas en el tratamiento de enfermedades como el cáncer, precisamente por este papel en la comunicación a distancia.

Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad de Naroya (en Japón) ha desarrollado un nuevo dispositivo de nanocables capaz de capturar de manera eficaz estas VE para después utilizarlas en la detección de cáncer.

Las vesículas extracelulares son grandes mensajeras de información celular y contribuyen en el tratamiento de enfermedades como el cáncer.

Takao Yasui, autor principal este proyecto, explica que "las VE son potencialmente útiles como marcadores clínicos. La composición de las moléculas contenidas en un VE puede proporcionar una firma diagnóstica para ciertas enfermedades".

Una de las mayores ventajas que presenta este tipo de pruebas es que se trata de una herramienta de diagnóstico no invasiva que permite controlar a los pacientes de forma regular, puesto que los análisis de orina se han convertido en una forma de análisis corporal bastante común.

Grandes aliadas que albergan un 'pero'

Entre las muchas moléculas que se ha descubierto que albergan las VE se encuentran los micro ARN, trozos cortos de ácido ribonucleico que desempeñan diversas funciones en la biología celular normal. Sin embargo, la presencia de ciertos micro ARN en la orina puede provocar el desarrollo de enfermedades graves en la vejiga o cáncer de próstata.

A pesar de la gran ayuda que suponen las VE para el diagnóstico del cáncer, aún hay muchos obstáculos tecnológicos que deben superarse. Uno de los que más precisaba dicha solución era, y en parte sigue siendo, encontrar un método factible para capturar las VE en cantidades suficientes para analizarlas en un entorno clínico de rutina.

El contenido de VE en la orina es extremadamente bajo, menos del 0,01% del volumen total de líquido. Por ello, la solución que ha presentado el equipo de Yasui ha sido incorporar nanocables de óxido de zinc en un polímero especializado para crear un material que fuera altamente eficiente en la captura de estas vesículas. Los resultados mostraron una tasa de recolección de más del 99%, superando otros métodos que se utilizan actualmente en el campo.

"Encontrar un marcador específico y reproducible para ayudar a confirmar un diagnóstico de cáncer es difícil. A veces, encontrar un solo micro ARN confiable se considera un éxito. Con este enfoque, nos sorprendimos al descubrir que no solo una, sino combinaciones enteras de micro ARN podrían estar asociadas con diferentes tipos de cáncer", explica el coautor de la investigación, Yoshinobu Baba.

Los hallazgos tan solo marcan el principio de la investigación, pero los científicos esperan que el dispositivo pueda ayudar a sentar las bases para formas más fáciles de diagnosticar enfermedades de este calibre.

Fuente: muyinteresante / MF

Publicidad