Director: Alcides Jauregui

Digiqole ad

El milagro que le atribuyen al papa Francisco: mujer asegura que curó a su hijo, un niño autista y epiléptico.

 El milagro que le atribuyen al papa Francisco: mujer asegura que curó a su hijo, un niño autista y epiléptico.

La Agencia Católica de Informaciones (ACI Prensa) conversó con Elsa Morra, una mujer que asegura que su hijo de 10 años fue curado tras conocer al papa Francisco cuando ambos participaron en la audiencia al interior de la sala Pablo VI del Vaticano en octubre de 2021.

Ese día Paolo Bonavita subió las escaleras que conducían hasta el lugar donde se encontraba Francisco e inesperadamente se acercó a él y le dio la mano. El papa entre risas le pidió a su colaborador de la Prefectura de la Casa Pontificia, Mons. Leonardo Sapienza que le cediera el puesto al niño, y así fue. Paolo con entusiasmo se sentó junto al religioso.

El pequeño se puso de pie nuevamente para acercarse más al papa Francisco, le tomó las manos y comenzó a saltar frente a él. Luego el menor recibió un solideo (gorro blanco) que se puso en la cabeza y regresó a sentarse a su lugar con su mamá.

Tras este espontáneo encuentro el papa hizo una reflexión al respecto. “Me acordé de lo que dijo Jesús sobre la espontaneidad y la libertad de los niños, cuando este niño tuvo la libertad de acercarse y moverse como si estuviera en su casa… Y Jesús nos dice: ‘También ustedes, si no se comportan como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos’”.

Morra dice estar convencida que dicha interacción que tuvo su hijo con Francisco lo sanó luego de que médicos temieran que el niño pudiera tener un tumor cerebral.

La mujer detalló que Paolo es autista y que además, sufría de epilepsia, pero tras someterse a varios exámenes médicos por presentar un acelerado desgaste en su salud descubrieron que estaba teniendo una notable mejoría.

Según relató la madre, los especialistas que atendían a su  hijo pensaban que Bonavita podía tener un tumor en el cerebro ya que los niveles de una proteína segregada por la glándula pituita estaban muy altos, y como consecuencia podía incrementar los ataques epilépticos.

Las pruebas médicas indicaban que dichos niveles descendieron sin razón alguna por lo que la cirugía se descartó de inmediato. Además, también se registró un aumento en los valores de la hemoglobina que beneficia a Paolo ya que sufre un trastorno sanguíneo llamado talasemia.

“Es un milagro. Es un milagro, para nosotros, para mi familia”, expresó Elsa Morra.

También contó que tras culminar el encuentro con el papa, él se aceró a ella y le dijo: “¡Señora, fuerza! Lo imposible no existe para ti. Estaré cerca de ti en la oración. Sigue adelante. Has hecho tanto por tu hijo. Eres una súper mamá”.

Relacionado

Estadísticas para anunciantes