Director: Alcides Jauregui

Digiqole ad

Abierta controversia y polarización en Villavicencio y el Meta por fallo de la Corte contra Uribe

 Abierta controversia y polarización en Villavicencio y el Meta por fallo de la Corte contra Uribe

La polarización se acentuó en Villavicencio, el Meta y Colombia, a raíz de la detención del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Diferentes reacciones se escucharon a raíz de tan significativa decisión de la  Corte Suprema de Justicia.

Los uribistas, que en el Meta son numerosos, arguyeron que gracias a Uribe se logró acabar con las  pescas milagrosas, los asaltos a las veredas y pueblos, los ataques armados con saldo impresionante de muertos y heridos, y otras  argumentaciones, señalando al expresidente y Senador, como salvador de la patria.

Integrantes del  Centro Democrático defendieron con vehemencia la labor  de  Uribe, afirmando que se mantendrá siempre en el corazón de los buenos  colombianos y que será ejemplo de vida para las nuevas generaciones.

Pero los opositores al gobierno del Presidente Iván Duque censuraron la actitud del mandatario, señalando que debe interesarse más  en los problemas  que afronta la sociedad y dejar de lado la defensa de Uribe, las críticas a  Maduro y de justificar lo que viene haciendo en contra de los intereses  de  la comunidad, aprovechándose de la Emergencia Económica Social y Ecológica.

Los dirigentes políticos del Meta, dependiendo del partido a que pertenecen, siguieron la directriz nacional, y los gremios mantuvieron prudente silencio, con el  fin de no comprometerse.

Entre tanto desde el ángulo país, también surgió la controversia a raíz de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de ordenar la detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe, lo que  incendió las redes sociales  donde sus seguidores califican lo ocurrido de «injusticia», mientras los opositores hacen un llamado a respetar las decisiones del tribunal.

El propio expresidente (2002-2010) fue quien anunció en sus redes sociales la determinación del alto tribunal en un proceso que le sigue por presunto fraude procesal y soborno de testigos, aunque la propia Corte no se ha pronunciado aún al respecto. El caso que priva de la libertad a Uribe comenzó en 2012 cuando demandó por supuesta manipulación de testigos al senador del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) Iván Cepeda, que en esa época preparaba una denuncia en el Congreso en su contra por supuestos vínculos con el paramilitarismo.

Esa demanda acabó volviéndose en contra del hoy senador, ya que la Corte no encontró méritos para procesar a Cepeda y decidió hacerlo con Uribe, que se convierte así en el primer expresidente colombiano al que se le ordena la detención.
El también expresidente Andrés Pastrana, que gobernó Colombia entre 1998-2002, manifestó su respaldo a Uribe, a quien dijo acompañar «en este duro trance que pone a prueba la fe en la justicia y las instituciones democráticas de nuestra querida Colombia».
Igualmente, los principales alfiles del uribismo salieron a criticar la decisión de la Corte Suprema y sacaron a flote que, por ejemplo, los exguerrilleros de las FARC sigan «impunes» en el Congreso, mientras que el exmandatario que los combatió será privado de su libertad.
«Los guerrilleros impunes en el Congreso y Uribe preso. Esta es Colombia en la que no hay misericordia para quienes defienden la patria y en cambio sí hay clemencia para quienes la destrozan», afirmó la senadora María Fernanda Cabal, que hace parte del partido Centro Democrático, fundado por el exmandatario y al que también pertenece el presidente Iván Duque.
La senadora Paloma Valencia, que fue una de las de las precandidatas del uribismo en las elecciones presidenciales de 2018, manifestó que «esta injusticia es la más grande» que ha visto.
«Duele que genocidas, los que han asesinado, los que sí deberían responder a la Justicia, estén libres y en la impunidad, y el presidente Álvaro Uribe, que ha combatido la criminalidad desde la legalidad y ha defendido la democracia, está hoy privado de la libertad en este país de injusticias», afirmó, por su parte, la también senadora del Centro Democrático Ruby Chagüí.
Por otra parte, dirigentes opositores manifestaron que respetan la decisión de la Corte, que esperan «justicia» y que, más allá de lo que ocurra en este proceso, el país debe respetar las decisiones del alto tribunal.
«Respeto por Cortes. Instituciones están por encima de los individuos. Garantías para el debido proceso para Álvaro Uribe. Nadie debe celebrar fallos de la justicia sino acatarlos. El uribismo es un fenómeno político que no se derrota con un fallo sino en las urnas», dijo el senador Roy Barreras, del partido de la U y uno de los principales opositores de Uribe.
El líder izquierdista Gustavo Petro, quien perdió las elecciones de 2018 con Duque, afirmó que «cualquiera que sea el desarrollo de ese proceso, Colombia debe respetar su justicia».
«Nunca me ha producido satisfacción que una persona pierda su libertad. No sería un demócrata si me sucediera lo contrario. A Uribe hay que derrotarlo en las urnas o nunca la sociedad colombiana saldará su deuda: la del fascismo que la carcome», expresó Petro, jefe del movimiento Colombia Humana.
Por su lado, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, aseguró que «nadie está por encima de la Ley: esa es la esencia y verdadera vigencia del Estado de Derecho».
«Las decisiones de la Justicia se respetan, se controvierten en derecho y se acatan. Como ciudadana y alcaldesa respeto y rodeo a las autoridades judiciales», expresó.
En esa línea, el exjefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz con las FARC, Humberto de la Calle, dijo que «lo institucional es respetar a la justicia».
«El proceso seguirá. El acuerdo fundamental debe comenzar por el respeto a las decisiones judiciales. Estas y las que vendrán», aseveró.
Finalmente el partido FARC, surgido de la desmovilización de la guerrilla a la que Uribe combatió con ferocidad cuando fue jefe de Estado, aseguró: «Los tiranos quieren convencernos que son intocables, que pueden hacer lo que quieran contra la gente y que nada les pasará nunca. Pero la verdad es que por más intocables que se crean al final los pueblos triunfan sobre ellos».
Uribe responde al proceso penal en la Corte Suprema porque por tener fuero de senador su caso queda fuera de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes que es la que se ocupa de los procesos a los expresidentes.

Twitter:@notillano  Web: notillanoc.om (A)

Relacionado

2 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Estadísticas para anunciantes