Director: Alcides Jauregui

Digiqole ad

¿Cuál ha sido nuestro comportamiento? ¿Puede usted responder este interrogante?

 ¿Cuál ha sido nuestro comportamiento?  ¿Puede usted responder este interrogante?

Por: Alcides Antonio Jáuregui Bautista

Por Alcides Antonio Jáuregui Bautista

Se fue este año, para muchos de penurias, sinsabores, graves problemas, dificultades, en fin repleto de vicisitudes.

Para otros seguramente con muchas satisfacciones, victorias, triunfos en diferentes facetas, y aspiraciones cumplidas.

Así es la vida. Mientras que unos la gozan, otros, lamentablemente la inmensa mayoría, la sufren sin contemplación, y ahí radica la gravedad de la problemática, debido a la descomposición social, a la carencia de justicia, de equidad, de solidaridad, de afecto, de amor, de comprensión, de honradez, de caridad, de tolerancia, de cortesía, de gratitud, de prudencia… De tantas cosas que a diario suceden.

Casi siempre nosotros hacemos exigencias, pero cuando nos requieren, esquivamos esa obligación, ese deber, porque buscamos que se respeten nuestros derechos, pero incumplimos nuestros deberes.

Hagamos entonces una reflexión a lo que ha sido nuestra vida en estos últimos 365 días, sobre nuestro comportamiento, nuestra conducta y busquemos mejorar en 2.021. Es un  esfuerzo, un gran esfuerzo que seguramente será recompensado, porque esa es la ley.

A quienes tienen poder político y económico, que sigan triunfando, pero se acuerden de dar  empleo, de ayudar a los necesitados, a los menesterosos.

Los gobernantes que obren con justicia, con equidad, que no se endiosen. A los colegas periodista que obremos con imparcialidad, hasta donde sea posible,… y que pensemos en el bien colectivo, más que en el individual.

A todos que busquemos mejorar la relación con la familia; a los  sediciosos que  piensen y obren con sentimiento patriótico y dejen de matar y de cometer tan lamentables episodios, donde el que sufre es  el pueblo, especialmente el  campesino.

Para quienes ya se fueron, entre ellos al colega, compañero y amigo Hugo Ladino, que Dios les dé el descanso eterno. Y nosotros, a continuar en esta brega, hasta que nos llegue el momento. Si obramos bien, nos irá bien, si obramos mal, pues a sufrir las consecuencias.

Ah…. Por favor no descuidemos nuestra salud, que es lo más  preciado de la vida.  Es única, la debemos provechar.

Estamos viviendo un terrible flagelo, el coronavirus. ¿Estamos cumpliendo para no contaminarnos y evitar esta enfermedad en la familia, en la sociedad?

Relacionado

Estadísticas para anunciantes