Director: Alcides Jauregui

Digiqole ad

La mayoría de la llamada clase dirigente por corrupta ha perdido hasta la vergüenza, señalan ciudadanos

 La mayoría de la llamada clase dirigente por corrupta ha perdido hasta la vergüenza, señalan ciudadanos

Hasta la vergüenza han perdido algunos de los personajes de la vida pública colombiana.

Después de un completo análisis acerca de los problemas que vive el país, no solo por la pandemia, sino por el comportamiento de los líderes políticos,  religiosos, profesionales  de  distintas áreas, sacerdotes y pastores,  periodistas y de otras llamadas capas  sociales, concluyeron en que  la actitud  asumida por algunos de estos elementos, incrustados especialmente en el alto  gobierno, son los autores de la corrupción y el vandalaje.

Afirman  que  en muchas  casos, a  la ley  la denominan  dinero, que  se  distribuyen  de la manera más  descarada  como se ha denunciado;  aseguran que la complicidad  es  el plato del día y que  lo devoran  con avidez,  bastante ansiedad y mucho apetito.

Aseveran  los autores  del examen,  que en  esta país  que algunos denominan jocosamente Locombia,  no se convence  con argumentos,  como  se  hacía  en el  pretérito, donde la dirigencia  en discursos  bien  elaborados, aplicaban  una  oratoria llena  de  figuras de  retórica que las gentes  escuchaban con entusiasmo.

Ahora vivimos, manifiestan,  el imperio de los sobornos, de  acciones  malhadadas, de  indignas posturas, de abusado clientelismo, y que se ha perdido la grandeza  de que hablaban  Jorge Eliécer  Gaitán y Álvaro Gómez  Hurtado, distanciados, por que  el uno era liberal  socialista, y el otro conservador laureanista por la herencia  de su padre,  pero ambos  con una  visión muy  valiosa  para la sociedad  colombiana.

Estos personajes   se congregan cada tres meses, y  en  cada ocasión se presentan cinco nuevos candidatos, como aspirantes, para engrosar los conversatorios, y de esta manera hacer  aportes  en diferentes  campos  para alimentar las tertulias que  duran cuatro horas, y terminan  con un brindis  de amistad  y compromiso  ciudadano, alejado  del partidismo.

Expresaron  en la reunión  donde  tuvo la oportunidad  de participar uno de los periodistas  del  Noticiero del Llano,   que ahora por la conducta  que asume el poder político y económico,  en  verdad  se ha perdido la grandeza, la independencia y  que  ahora no  se convence, sino que  se  contrata.

Twitter:@notillano.com (AA)

Relacionado

Estadísticas para anunciantes