Director: Alcides Jauregui

Digiqole ad

La solidaridad fue manifiesta con motivo del incendio registrado en el Hospital de Villavicencio

 La solidaridad fue manifiesta con motivo del incendio registrado en el Hospital de Villavicencio

El desconcierto total, por el ánimo de salvar vidas era superior a la tragedia, al momento que se vivía.

Así  se puede  describir  lo ocurrido anoche en el  Hospital  de  Villavicencio,  donde  se presentó  un incendio  que motivó  la movilización   de quienes  laboran  en  el  centro asistencial,  como  de voluntarios, integrantes  de la Defesa  Civil, la Cruz Roja, los Bomberos y  todos quienes  se  mostraron  solidarios,   en su afán  de  servicio,  pero  fundamentalmente   de  salvar  vidas.

La primera diligencia apagar las llamas que se levantaban pese a la rociada que se hizo  con los extinguidores que se  encontraban  a mano;  la  conexión de unas rústicas mangueras; los baldes y ollas con agua que  caían, pero en nada  hacía, mella al fuego, que cada momento actuaba  con mayor intensidad.

Llegaron los bomberos,  las mujeres y  hombres  de los cuerpos de  socorro, los médicos,  enfermeras,  ayudantes,  empleadas  del  servicio de aseo, policías,  los mismos  pacientes  un tanto recuperados,  hacían  hasta  lo imposible  para  evitar  la propagación.

En la sala de cuidados intensivos, estaba el producto del incendio, y los enfermos allí recluidos debían ser evacuados,  pero se tropezaba con muchos inconvenientes, lo que suele ocurrir en estos casos.
Los encargados de esta misión, hicieron cuanto más  pudieron, porque su intención era salvar la vida de los allí  recluidos.

Cundió  el pánico,  pero  también   se mostró  la  solidaridad, el afecto a la  vida, y  al final con pérdidas considerables el incendio  fue controlado, y los pacientes llevados a lugar  seguro, trasladados a  otros  centros  asistenciales.

Los profesionales  de la  medicina  clamaban por  oxígeno,  porque  este  es  un elemento esencial en  estas  salas,  ya que  de  su aplicación depende la  vida   de las personas.

Fueron varias  horas  de tensión, de sufrimiento, de expectativa, de dolor, pero al final las autoridades, tanto del municipio como del departamento, que llegaron al sitio,  manifestaron  su apoyo  para ayudar en la búsqueda inmediata de soluciones a  la problemática que afronta, a causa de esta conflagración, el Hospital de  Villavicencio,  que sirve a todos los municipios de la Orinoquia.

Twitter:@notillano  Web:notillano.com (AA)

Relacionado

1 Comentario

  • Gracias a Dios nada pasó a mayores. Los pacientes están salvos, y gracias al personal que actuó valientemente, un abrazo fuerte a estos héroes desde Ciudad de México. Dios Bendiga mi departamento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estadísticas para anunciantes