Director: Alcides Jauregui

Digiqole ad

Los dineros destinados a los campesinos, el gobierno se los entrega a los poderosos económicamente

 Los dineros destinados a los campesinos, el gobierno se los entrega a los poderosos económicamente

¿Por qué los dineros determinados para los agricultores no tienen una justa distribución y se los entregan a quienes menos los necesitan?.

Este es el interrogante que se hicieron quienes laboran en el sector agropecuario y conocieron la denuncia hecha, en el sentido que Finagro entregó a dos poderosos empresarios los dineros destinados a los créditos a campesinos de a pié.

Con la firma de Eudoro Alvarez Cohecha, el Noticiero del Llano conoció la carta enviada por la Asociación de Ganaderos y Agricultores del Meta al Presidente Iván Duque, donde se hacen entre otros, los siguientes señalamientos: “Ratas de alcantarilla”, fue el acertado calificativo que usó, señor presidente, al referirse a los robos en la compra de las ayudas humanitarias para los más desvalidos, en medio de la pandemia que sufre el mundo.

Cómo denominar distinto a la rapacería de que son víctimas los productores agropecuarios pequeños y medianos, cuando entidades del Estado, Comisión Nacional de Crédito Agropecuario y Finagro, en menos de una semana, con sospechosa celeridad, asignan más del 90% de los 226 mil millones de pesos, con tasas subsidiadas, de la bautizada por el Ministerio de agricultura como Línea Especial de Crédito (L.E.C.) , de manera rimbombante denominada “Colombia Agro Produce”, que en teoría debían ir destinados a los productores agropecuarios pequeños y medianos que sustentan la producción del 65% de la alimentación nacional. Grandes empresas como Roa, Italcol, Fedearroz, ingenios azucareros, junto con otras grandes empresas, a las que se distribuyó el 94% de dichos dineros mientras a los pequeños y medianos les correspondió el 6% de los mismos: las moronas de la mesa del rico Epulón para estos.

Con seguridad con dichos dineros se “ofrecerán” créditos a los productores directos, o se importarán granos, con una ventaja financiera que les permitirá cuadriplicar sus resultados económicos en medio de la terrible situación de los demás. El país conoce antecedentes de esta naturaleza como el mal recordado Agro Ingreso Seguro (A.I.S.) cuyos recursos fueron asignados delictuosamente a unos cuantos poderosos.

No puede, no debe el gobierno nacional auspiciar esos tratamientos discriminatorios, tan graves como los que cometen las despreciables personas que sobre costean las sardinas y el papel higiénico destinado a los pobres que sufren las más devastadoras consecuencias de la cuarentena obligatoria para combatir la pandemia del covis-19.

La indignación presidencial justificada, ante la toma delictuosa de recursos públicos, debe extenderse hacia decisiones como la que señalamos y exigir que los dineros así asignados se congelen si no han sido desembolsados y se demande la devolución de los mismos en caso de haberlo sido, para que de manera rigurosa sean otorgados a quienes estaban destinados, acompañando lo anterior, eliminando trabas que dificultan el acceso al sistema bancario, lo cual elimina, en la práctica, los alivios anunciados en medidas anteriores hacia el sector durante la actual emergencia. Twitter:@notillano Web:notillano.com

Relacionado

Estadísticas para anunciantes