Director: Alcides Jauregui

Digiqole ad

Los jóvenes no tenemos oportunidad de trabajar y además no somos atendidos por el gobierno, afirman

 Los jóvenes no tenemos oportunidad de trabajar y además no somos atendidos por el gobierno, afirman

Los jóvenes no tenemos la oportunidad de trabajar, cualquiera que sea nuestra condición.

Las exigencias  que  se  hacen  no  se pueden cumplir, señalaron a  los periodistas  del  Noticiero del Llano, aduciendo  que   se ponen muchas trabas y  por ejemplo,  se  exige  experiencia,  tanto  para   los trabajadores rasos,  como para los  técnicos  y los profesionales.-

La verdad  es que  se  abusa  de  la  condición,  debido  a  que  existe  más  oferta  laboral  que demanda  en el mercado.

Por  eso  muchas  empresas, inclusive  algunas de  marcas  nacionales,  prefieren  contratar  las  mal llamadas  cooperativas  que crean una  tercería  y  se  quedan  con  casi  el  cincuenta  por  ciento  del  valor,  ya que  con esa artimaña    hacen  contratos  por  dos,  tres,  cinco  o  seis  meses  y   despiden  al  trabajador  cuando  quieren,  y en  algunos  casos   eluden   las  prestaciones  sociales,  pagan a  destiempo  y hacen lo  que  les  viene en  gana.

¿Qué experiencia puede  tener  un  joven  que   tiene   el  bachillerato,  que  ha logrado  el  técnico  en el  Sena o Cofrem,  o  el profesional  recién  egresado  de la universidad,  que   solo  está   empezando a  tocar  puertas, muchas  veces para  pagar  la deuda  que  tiene  contraída  con el Fondo  de  Educación  Superior  del  Meta,  con una  entidad  bancaria o  con  el ICETEX?…….

Entonces  se  le niega  el   cargo y  así  va  del  tumbo  al tambo,  desesperado, y  si  tiene  familia ayudado por sus padres  para  sobrevivir, o sino  empezar  a  vender  alguna baratija en la calle  y con la ilusión  perdida.

Los jóvenes  señalaron   que  es  muy  difícil  la  situación,  y  destacaron  como muy  importante   lo  de  cero  para la matrícula, afirmando  que  mucho  más  valioso es  que  el  Estado proceda   en primer lugar,  a  controlar  el  gasto púbico, muchas  veces  empleado    en  cosas  inoficiosas; en  segundo lugar  evitando que se  sigan  robando  anualmente cincuenta  billones  de  pesos,  como  viene  ocurriendo;  y en  tercera instancia  que   se destinen dineros para que  el gobierno  constituya  empresas  en los  sectores  urbano y  rural, y  de  esta  manera   dé  empleo, con inversiones  seguras,  que incluso  le pueden producir   utilidades,  si   se  usan  con  honradez.

Ese es  el  pensamiento de  jóvenes  del  Meta y la Orinoquia,  que  son  buena  parte  de los  que salen  a la calle  a protestar, pero  lo  hacen  pacíficamente,  como lo  han  demostrado,  ya que no justifican  los actos  vandálicos,  pero  si   exigen  ser  atendidos  por   un  gobierno,  dicen  ellos,  que  solo  escucha  a quienes  tienen poder  económico  y político. Twitter:@notillano Web:notillano.com (AA)

Relacionado

Estadísticas para anunciantes